Header Ads


Significado del Día de San Valentín


Cada 14 de febrero el mundo celebra San Valentín, día del amor y la amistad, pero qué significado tiene todo esto desde lo esotérico. Veamos: 


A pesar de que los historiadores no tienen muy en claro cuál es el origen de esta celebración, parece que la antigua Roma podría ser un buen punto de comienzo para entender los orígenes, partiendo del mito de Rómulo y Remo, los fundadores de Roma que fueron criados por una loba. 

En honor a la loba, entre el 3 y el 15 de febrero los romanos celebraban la fiesta de Lupercalia, que lanzaba a las calles a los «lupercos», jóvenes desnudos que iban azotando a las mujeres que encontraban por el camino con unas correas de piel de cabra, a modo de miembro viril. 


La canalizadora argentina, Brinda Mair, explica que la festividad romana se asocia no sólo a la fundación de Roma sino a "los ritos de purificación y preparación ante la estación de fertilidad que se avecina. Ya que el 15 de febrero  marca el final del invierno y la proximidad de la primavera, por lo que es necesario celebrar ritos propiciatorios para obtener una buena cosecha."


Es decir, la Lupercalia era una fiesta de purificación colectiva, donde se usa la flagelación como símbolo para transmitir las energía fecundadora y la virilidad del macho cabrío, personificado en los jóvenes Lupercos, como portadores de una vitalidad relacionada con la naturaleza salvaje.


La fiesta culminaba con orgías sexuales exaltando la fertilidad y la violencia, haciendo la celebración demasiado lasciva para el cristianismo emergente. La fuerte carga de violencia de las Lupercales  (conocida como la “fiesta de licencia sexual”) hizo que el Papa Gelasio I finalmente condenara esta festividad en el año 494 dc. 

La fiesta pagana fue sustituida progresivamente, entre el año 496 y el 498, por la conmemoración del martirio y muerte de San Valentín, el 14 de febrero. 



San Valentín fue un médico romano, de existencia dudosa, que se hizo sacerdote por medio de la fe. En aquel tiempo -siglo III- gobernaba en Roma Clauido II, quien prohibió la celebración de matrimonios para los jóvenes, ya que estaba seguro que los solteros sin cargas de familia eran mejores soldados. Pero el sacerdote no estaba conforme con la decisión del emperador y celebraba en secreto bodas para jóvenes enamorados. 

Cuando el emperador se enteró lo llamó a palacio antes de tomar alguna medida drástica, ya que el sacerdote tenía un buen prestigio ante la población. Cosa que aprovechó para evangelizar a los allí presentes y de hecho despertó el interés del emperador.

Pero el gobernador de Roma persuadió a Claudio II para que diera la orden de encarcelar a Valentín. En la cárcel, su salud se debilitó mucho con el paso del tiempo hasta que finalmente el emperador ordenó su ejecución el 14 de febrero del año 270. Sus restos mortales se conservan en la Basílica de su mismo nombre, situada en Terni (Italia). 

Cada 14 de febrero se celebra en dicho templo una acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren contraer matrimonio al año siguiente.

Sin embargo, la festividad católica se estuvo celebrando hasta 1969, año en el que bajo el pontificado de Pablo VI la Iglesia Católica decidió eliminar San Valentín del calendario postconciliar (acordado en el Concilio Vaticano II), pasando a ser una fecha con santo pero sin celebración. Esto se debió sobre todo a la dificultad para encontrar detalles probables sobre la vida de este santo.


No obstante, el egrégor (forma de pensamiento) ligado a la fecha ya estaba creado y las personas mantuvieron la celebración, aunque ya había mutado energéticamente, pues de la violencia sexual de la Lupercalia se pasó a asociar con el día del amor (con su toque de sexo, obviamente). Sin olvidar que el manejo comercial de los últimos siglos agregó a la energía el egrégor del consumismo.





La costumbre de intercambiar regalos y cartas de amor el 14 de febrero nació en Gran Bretaña y en Francia durante la Edad Media, entre la caída del Imperio Romano y mediados del siglo XV.

Los norteamericanos adoptaron la costumbre a principios del siglo XVIII. Los avances de la imprenta y el bajón en los precios del servicio postal incentivaron el envío de saludos por San Valentín. En 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín en Estados Unidos.

Hacia la Era Medieval, algunas ciudades europeas habían escogido el 14 de febrero para celebrar intercambios amorosos entre personas ajenas. Para entonces, se creó un intercambio de tarjetas con mensajes como: "quiero que seas mi amor". Junto con las tarjetas, se enviaba una cajita de caramelos de chocolates, pues de acuerdo a las creencias de aquella época, el chocolate era un estimulante de las pasiones sexuales.

Desde renombrados personajes de posiciones sociales hasta los simples ciudadanos, esperaban ansiosamente la llegada del día de San Valentín. En esta fecha las personas, solteras o casadas, tenían la libertad de realizar sus fantasías sexuales con la persona que más admiraban, sin ofender sus supuestos principios de moralidad.

En la actualidad, el día de San Valentín es una de las festividades más honradas en los Estados Unidos, España e hispanoamérica, y es además, muy celebrada en las escuelas públicas, e iglesias cristianas.

Desde febrero de 2014 el Papa Francisco retomó la celebración católica del Día de San Valentín.


San Valentín: un gnóstico esotérico
Lo que pocos saben es que Valentín fue un gran Maestro del Amor. Fue un primitivo Cristiano Gnóstico y fundó una gran escuela con ramas en Oriente y Occidente, denominada la de los Valentinianos. Estudiaba el Esoterismo Crístico en todos sus aspectos y enseñaba sobre el Milagro del Amor.

Por eso su nombre ha perdurado hasta nuestros días como símbolo del amor, celebrándose el “Día de San Valentín” como Día de los Enamorados.

Valentín fundó una escuela gnóstica muy conocida. Los valentinianos fueron gentes dedicadas a los estudios del esoterismo crístico en todos sus aspectos. Valentín alcanzó gran fama en su época y fueron muy grandes sus luchas por mantener la pureza de la Gnosis Cristiana. Sostuvo que Jesús fue gnóstico, en toda la extensión de la palabra y que la Iglesia Católica no podía interpretar las escrituras porque le faltaba la clave gnóstica.

La Iglesia Católica terminó excomulgándolo por hereje. Según Krumm-Heller, la herejía consistía en poseer un conocimiento muy profundo y trascendente, junto con sus acreditadas virtudes; especialmente sus grandes poderes como mago, despertaron los celos y la ira de sus adversarios.


Sus libros fueron adulterados con el fin de velar su verdadera doctrina. Lo más conocido entre las enseñanzas de esta escuela es el llamado “Mito de Valentín” que sirve como modelo de mito, y queda plasmado, de una forma más o menos manifiesta, en todo sistema gnóstico definido.

El “mito de Valentín” nos muestra a los treinta Aeones Pleromáticos surgiendo misteriosos de entre el Espacio Abstracto Absoluto por emanaciones sucesivas y ordenadas en parejas perfectas. Es decir, del Absoluto emanan, en parejas perfectas, los creadores del Universo. Estos Cosmocratores son andróginos perfectos que emanan del “Agnostos-Theos”, del Dios desconocido que es el Absoluto. 

Éstos son los Elohim de la Biblia que vienen a construir el Universo (“Elohim” se traduce como “Dios” en las variadas versiones que existen de la Biblia, aunque la traducción correcta sería “dioses y diosas” por ser un término femenino con terminación plural masculina: “Y el espíritu de los principios masculino y femenino se cernía sobre la superficie de lo informe y la creación tuvo lugar”).


En esta escuela gnóstica también se estudiaron y analizaron cuidadosamente los misterios del sexo. Los valentinianos conocieron el secreto lemúrico, sublimaron la energía creadora y lograron el desarrollo de ciertas posibilidades psíquicas que se hallan latentes en la raza humana. Ciertamente, Valentín fue un gran Iluminado, un gran Maestro en el sentido más completo de la palabra.


 


Fuentes consultadas: 
https://gnosiscorrientes.wordpress.com/
https://joselopez1959.wordpress.com/
https://calendario-magico.canalizandoluz.es/