Astrolabio: Agenda Espiritual


29 de junio: San Pedro y San Pablo




 El 29 de Junio la Iglesia celebra la fiesta de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, a quienes llama «Príncipes de los Apóstoles» por sus destacadas misiones.

Al primero por haber sido puesto por el mismo Jesucristo al frente de la Iglesia, mientras que al segundo por haber llevado el nombre de Jesús por todo el mundo conocido en ese entonces.

    «Porque el que constituyó a Pedro Apóstol de los judíos,
                         me hizo también a mi Apóstol de los paganos»

Pedro (la traducción griega del nombre arameo Kefa: roca) era hijo de Jonás (Mateo 16:17) y hermano de Andrés (Mateo 10:2). Nació en Betsaida, pueblo situado al noroeste de donde el río Jordán desemboca en el mar de Galilea, llamado “pueblo de pescadores”. Allí creció Pedro, aprendiendo el mismo oficio de su padre.

Cuando Jesús lo vio por primera vez le dijo: «Tu eres Simón, pero desde hoy te llamaras Cefas, es decir, Pedro, que quiere decir piedra». Y en otra ocasión, le dijo: «Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificare mi Iglesia». De esta manera lo constituyó cabeza de la naciente Iglesia. Después de Pentecostés Pedro comenzó a predicar en Jerusalén, y con el tiempo estableció su sede en Antioquia. Siete años después se dirigió a Roma desde donde gobernó la Iglesia durante 24 años. En el año 67, por orden del emperador Nerón, murió crucificado, aunque por su pedido fue colocado en la cruz cabeza abajo.

Pablo era llamado por su nombre hebreo Saulo y que pertenecía a la estirpe de Benjamín. Nació en la ciudad de Tarso, Cilicia, (Asia Menor), que era un centro de cultura y ciencias griegas (Hechos 21:39). Celoso judío fue un acérrimo perseguidor de los primeros cristianos, pero en su viaje que hizo a Damasco tuvo una visión divina que cambio totalmente su vida. Convertido al cristianismo fue el mas grande predicador de la fe cristiana, llevando la nueva doctrina a todo el mundo conocido en ese tiempo.

Ningún discípulo de Cristo escribió tanto como Pablo, de quien se conocen 14 epístolas o cartas que fueron en su tiempo la admiración de los judíos y gentiles, y aun hoy conservan su fuerza original. San Pablo, a quien la Iglesia llama el Apóstol de las Gentes, murió en Roma, decapitado por orden de Nerón, el mismo día y año que San Pedro.



Fuentes consultadas: canalizandoluz.es

No hay comentarios.