Header Ads

CINTILLO

Piscis, tiempo para la purificación


Hasta el 20 de marzo estaremos bajo los influjos del signo de Piscis. En la mitología de los 12 trabajos de Hércules se presenta el último trabajo para el héroe. 


Con este capítulo, Hércules culmina con éxito sus 12 trabajos luego de recorrer los 12 signos del zodíaco -la rueda de nuestra propia evolución-. Ahora emprenderá empresas más amplias en el ámbito cósmico. 

Con los cuatro primeros trabajos (de Aries a Cáncer) el guerrero enfrentó su propia oscuridad. En la segunda etapa del viaje (de Leo a Escorpio), se esfuerza y aprende a vivir con éxito las crisis de consciencia;  y en la etapa final -las cuatro últimas pruebas, de Sagitario a Piscis- se expresa como Alma y se ofrece en servicio al grupo, anteponiendo el desinterés personal y la confianza al egoísmo.

La labor en este doceavo signo viene representada en el siguiente relato: 

"El Maestro pide a Hércules que marche hacia un oscuro lugar llamado Eritia, donde Gerión, el maestro de 3 cabezas, es señor y rey. Ilegalmente Gerión retiene una manada de bueyes rojizos y Hércules debe conducir esa manada hasta la Ciudad Sagrada. 

El Maestro le avisa que la manada está cuidada por un pastor llamado Euritión y un perro de dos cabezas y que deberá tener cuidado con ellos.

Hércules medita en el templo sobre la forma de realizar este último trabajo. Estando en meditación Hércules ve un cáliz de oro ante sus pies. Es precisamente este cáliz el que le va a permitir cruzar los mares para llegar a la región de Eritia. Y es en ese cáliz convertido en barca, que Hércules desembarca en una playa de ese lejano país.

No mucho después llega a la pradera donde pastaba la manada rojiza que él buscaba. Cuando Hércules se aproxima, el perro se abalanza sobre él, pero Hércules le derriba con un golpe decisivo. 

Es ahora cuando el pastor, temeroso del héroe, le suplica que le perdone la vida y Hércules le concede su ruego y se pone en camino con la manada hacia la Ciudad Sagrada. 

No había ido muy lejos cuando Hércules ve al maestro Gerión que se dirige hacia él furioso. Gerión y Hércules se ponen frente a frente y después de luchar, Hércules dispara una certera flecha que atraviesa los 3 cuerpos del feroz Gerión. Hércules conduce el ganado colorado hasta la Ciudad Sagrada. Es un trabajo fatigoso y exigente, pero que culmina felizmente.

El Maestro al verle llegar, le da la bienvenida con estas palabras: 


"Con estos 12 trabajos tú has superado lo humano y ganado lo divino. Has llegado al hogar, para no dejarlo más. En el firmamento estrellado será inscrito tu nombre, un símbolo para los luchadores hijos de los hombres, de un destino inmortal. Terminados los trabajos humanos, tus deseos cósmicos empiezan”. 



Significado del trabajo

El 12º trabajo se corresponde a su vez con el 12º signo astrológico, Piscis, y en él, Hércules libera a la humanidad de su yugo y le ayuda a purificarse.

Pensemos en Hércules como un salvador del mundo. Ha tenido una visión de lo que debe hacer. Ve a la humanidad poseída por un monstruo: un hombre de 3 cuerpos, símbolo de un ser humano con sus cuerpos mental, emocional y físico unidos. 

La humanidad, el monstruo humano, está lista para la salvación, y el verdadero trabajo del Salvador del Mundo puede empezar en conjunto.


El ganado colorado representa a los deseos inferiores, siendo el deseo la característica sobresaliente de la humanidad. Están cuidados por un pastor (la mente),  el perro de 2 cabezas que representan la materia y la naturaleza física. Hércules se compadeció del pastor. 

La mente puede ser el pastor y el perro de 2 cabezas, la naturaleza psíquico-emocional y el aspecto materia que Hércules mató. El pastor aún tenía poder: un humano encarnado necesita la mente como intérprete de la energía espiritual.




Si Jesús, como humano en armonía con su alma, emite luz, nosotros podemos pensar en la humanidad en conjunto con las mentes firmes en la luz, transmitiendo a los reinos inferiores, esa energía espiritual que los elevará. 

El guardián del ganado, el aspecto forma, también fue matado, pero el pastor y el ganado fueron levantados en la copa de oro: El Santo Grial. 


El Salvador del Mundo había cumplido su función; levantó a la humanidad. Lo han hecho los salvadores del mundo y, en mayor grado, Cristo.

Signo de los salvadores del mundo

Piscis es signo de muerte: muerte del cuerpo o de una amistad indeseable, o de la devoción a una forma religiosa, o de la personalidad o de un salvador del mundo, pues es el signo de la crucifixión y marca el fin de un ciclo zodiacal.

Hay 3 signos de salvación: 

Leo, “labra tu salvación". En Leo el hombre se para sobre sus piernas, se vuelve envanecido y dogmático, pero es necesario para la salvación, porque probando su equipo llegará a una perspectiva más amplia. 

Sagitario, signo del servicio y el silencio, donde el hombre dogmático, cansado de hablar de sí mismo, se pierde de vista en la meta y sirve silenciosamente. 

Piscis, signo de los salvadores del mundo.
La constelación de Piscis marca un espacio triangular en los cielos, símbolo de la realidad, por lo cual gobierna los pies. De ahí la idea de pisar el Sendero y alcanzar la meta en la era de Piscis.
  • La 1º constelación en Piscis es "La Faja”, conectando 2 peces, uno hacia el norte, símbolo del aspirante, y otro en el horizonte, la persona común.
  • La 2º constelación es Andrómeda, la mujer encadenada. Hay 2 mujeres entre las constelaciones, Casiopea en Aries (alma empezando a afirmarse); Andrómeda, en Piscis, materia subyugada.
  • La 3º constelación es el Rey Cefero, esposo de Casiopea y padre de Andrómeda. "El Rey" es el Espíritu o aspecto Padre.
Encima del reino humano, están el espiritual y el cósmico; y debajo, los reinos animal, vegetal y mineral. Los inteligentes hijos de Dios deben ser transmisores de energía espiritual, por la mente.


Qué hacer en el mes de los peces


Piscis es el signo de la muerte de la personalidad, y también lo es de la resurrección del Alma. Por ello es “mediador entre mundos”, y debido a su energía de fusión transmite el Rayo VI y el Rayo II y nos enseña a Meditar.

Para Alice Bayley “la Meditación es un arduo trabajo mental. Significa orientar la mente en dirección al Alma. Conseguido esto, hay que mantener esta orientación, sostenerla firmemente. Después hay que aprender a escuchar en la mente lo que el Alma está diciéndonos. Después habrá que traducir lo que el Alma a dicho a palabras y frases”.


Sólo desde esta claridad de propósito nos convertimos en “servidores del mundo”, para ser capaces de “levantar a la humanidad de la oscuridad a la luz”. “Inclusividad”, “Identificación”, “Unidad” son el Nuevo Mandamiento dado por Cristo en la Era de Piscis: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.

El “sufrimiento” –cosa de Piscis-, es el gran purificador, así, que actualmente, al final de la Era de Piscis, la humanidad se encuentra en este arduo proceso de saneamiento, limpieza y reconsideración. 

Estamos buscando una salida del presente atolladero materialista, poniendo a prueba nuestra capacidad para coordinar nuestras habilidades mentales, emocionales y físicas, en un esfuerzo por elevarnos, por sutilizarnos o refinarnos más allá de todo aquello que hasta la fecha nos unió a la tierra, a la materia y a la codicia.
¡¡Estamos viviendo un tiempo de oportunidad!!

Virgo, la polaridad de Piscis, -La Virgen Madre-, nos ofrece las claves de nuestra evolución actual: Orden, Transparencia, Pureza, Humildad

Hércules aprende lo siguiente:
  • Que la competencia y el egoísmo codicioso deben desaparecer
  • Que el aferrarse a cualquier cosa para favorecer el individualismo del ego no es algo que corresponda a un Hijo de Dios
  • Que tras vernos como individuos debemos ofrecernos al grupo, debemos desear servir al Cielo a través del grupo
  • Que la confianza espiritual y el desinterés personal deben prevalecer.




Fuentes: 
http://www.elblogalternativo.com/       
http://merche-rincndelsilencio.blogspot.com/

No hay comentarios.