Header Ads


Bitácora: El significado de la navidad



Por lo general, asociamos la navidad a placer, regalos, fiestas y parrandas. La gente se lanza a las calles, llena los comercios y compra -casi literalmente- todo lo que ve, creando alrededor de esta época un egregor difícil de eludir, pues hasta quien no cree o no le gusta la navidad, termina siendo arrastrado por la energía.


El egregor -en parte positivo- si lo asociamos al compartir y a la alegría del ambiente, debemos sumarle una combinación de vibraciones densas, ligadas a gastos excesivos, despilfarro y al alto consumo de licor propio de la época; también una sensación de nostalgia y tristeza invade a muchas personas cuando hacen revisiones de su vida, del año que termina, y recuerdan a seres queridos que no están o los tiempos pasados.

El egregor también abarca a las tradiciones, principalmente derivadas de la religión católica y combinadas con otras prácticas y creencias, sobre todo en países hispanos. De ahí los platos típicos de cada región, las comidas, los adornos, las reuniones y los rituales para que el año entrante sea mejor.

Lamentablemente, muchas personas siguen las energías positivas y negativas del egregor navideño de forma autómata, cual miembro de una manada, pensando solo en "pasarla bien", sin saber los verdaderos significados esotéricos asociados a la navidad; y ello ha sido una de las razones por las cuales se ha perdido gran parte de su esencia.

Visión esotérica: acontecimiento cósmico
La esencia de la navidad es toda una simbología, que implica la llegada de oleadas de energía espiritual al planeta: energía crística. Todos los escritos y legados esotéricos señalan que la Tierra es un planeta habitado por seres humanos, con una psiquis de evolución espiritual Crística.

Ello significa que el 24 de diciembre -independentemente de que sea o no la fecha histórica real del nacimiento de Jesús- es el el momento de entrada de energía crística a la Tierra, energía de amor que representa la penetración de la luz en la oscuridad, tanto a nivel externo (en este planteta del bien y el mal donde habitamos) como a nivel interno (en este humano dual que somos); labor que encarnó el Maestro Jesús al momento de su cruxifición ...SEGUIR LEYENDO EN LA BITÁCORA ESOTÉRICA