Header Ads


ACUARIO: el verdadero servidor




Entramos en los influjos del signo de Acuario, el aguador (20 de enero al 19 de febrero), y continuando con el mito de los 12 trabajos de Hércules y su relación con los signos del zodíaco, cuenta la leyenda que para realizar el onceavo trabajo el héroe recibe la orden de limpiar el reino de Augías

Este rey no había limpiado el estiércol de los establos durante años y años, y ello hacía que todo su reino estuviera invadido de una terrible pestilencia que hacía estragos de vidas humanas.


Hércules propone al rey la labor de limpiarlos y el soberano, un tanto incrédulo, le promete recompensarle si logra realizar esa tarea tan difícil.

Hércules se sienta en la ribera de unos ríos que pasaban por la zona y se pone a meditar sobre la posible manera de limpiar los establos. Recibe una intuición que le dice que desvíe los ríos de su cauce y haga pasar la corriente por los establos. Hércules se pone manos a la obra afanándose de tal modo que consigue en muy poco tiempo que el agua deje los establos completamente limpios.


El rey decide no dar la recompensa prometida a Hércules porque cree que han sido los propios ríos los que han realizado la labor y que el héroe no ha tenido nada que ver en ello. Hércules deja así hecho su trabajo, del que no recibe recompensa en la Tierra pero sí en los Cielos. Su prueba era ayudar a la purificación del mundo y lo había conseguido.
  

Simbología del mito




El héroe limpió los establos vertiendo simbólicamente las aguas purificadoras en servicio del hombre.

Por ello, Acuario es el importante signo en el cual estamos entrando ahora; y el más bajo de todos los trabajos cae dentro de este signo, próximo al más culminante de todos los trabajos. 

En realidad lo primero que hace Hércules en este trabajo es derribar los muros de los establos, y derribar barreras significa destruir prejuicios y aprender a pensar en términos generales, de totalidad; esto es algo propio de Acuario y de la Era de Acuario que ahora estamos iniciando. Una era que nos está impulsando a derribar los muros que nos separan para poder expresar la vida y el amor que son los ríos.

Es un trabajo que nos habla de la era que estamos inaugurando y que está haciendo que la antigua manera de pensar en términos dogmáticos esté cambiando. De ahí que muchos descubrimientos físicos nos están impulsando a pensar en términos de totalidad y de unión de todas las partes que forman el conjunto del Universo.

Al igual que Hércules, los acuarianos son los rompedores de prejuicios y de las formas de pensar obsoletas. Lo importante es que una vez destruidos esos prejuicios dejemos pasar por nuestro corazón el río del amor y de la vida que son los que realmente pueden limpiar nuestro pensamiento y nuestra alma.

Lea también: Era de Acuario

El opuesto a Acuario es Leo, signo del individuo, hombre que se ha encontrado a sí mismo como ser humano. El se sostenía sobre sus pies; era centro de su universo; las estrellas giraban a su alrededor. Aprendió que quizás él no fuera tan importante y que con cierta disciplina podría encontrar un más amplio yo; y pasó a Escorpio, donde fue probada su resistencia.

La característica del aspirante es la resistencia y el signo que requiere más resistencia es Escorpio. Triunfa en Escorpio, y en Sagitario se vuelve el discípulo unidireccional que, con su mano en el arado, no puede volver atrás. Sigue adelante, y trepa la cima de la montaña en Capricornio y pasa por la transfiguración.

En Acuario el discípulo se vuelve maestro servidor. Puede ser maestro porque aprendió a servir, y puede servir porque es maestro.

El regente del 1º decanato de Acuario es Saturno, que da disciplina, abre la puerta de la oportunidad, y con ejercicios espirituales y pruebas, fortalece los músculos espirituales y nos capacita para salir de la oscuridad a la luz.

Desde la cima en Capricornio, Hércules debe bajar a la suciedad material, y limpiar los establos de Augías. Él había trepado a la cima y pasado las grandes pruebas, de Capricornio al reino espiritual y conocido algo del éxtasis místico, y en ese estado altamente espiritual, recibió la orden de bajar y limpiar los establos.

Hércules debía ayudar a purificar el mundo por la recta dirección de las fuerzas de la vida a través de él. Al fin de la era de Acuario quizás tendremos nuevo lenguaje, el lenguaje simbólico de la energía misma. Trabajaremos en un mundo de fuerzas. ¿Por qué levantan la voz al emocionarse? Porque la energía pasando rápidamente por ustedes tiene efecto sobre el aparato vocal. Malgastan energías. Obsérvense y empiecen a trabajar con las fuerzas en ustedes mismos.

Lea también: Capricornio: signo de la iniciación  



El trabajo en la Era de Acuario

Acuario se representado como un hombre con un cántaro invertido y de él salen dos chorros de agua, el río de la vida, y el río del amor. Vida y amor encarnan la técnica de la era de Acuario; no la forma, no la mente, sino la vida y el amor.
El primer decanato es gobernado por Saturno, de ahí las dificultades, trastornos políticos, económicos y religiosos, divisiones.

En casi cualquier campo del pensamiento hay 2 fuerzas dominantes por el impacto de energías pisceanas y acuarianas: aquellos atados al pasado y lo material, y los que están adquiriendo clarividencia y ven emerger la vida, la conciencia, el propósito y el plan.

A pesar de los disturbios superficiales, el espíritu del hombre es sano y puro, se está elevando con la oportunidad. Depende de nosotros cuán rápido aprendamos la lección de cómo conducirnos para que la era pisceana del materialismo y la autoridad, la posesión y la mentalidad, pueda ser reemplazada por la era de la espiritualidad, la intuición y la conciencia universal.

El 2º decanato es gobernado por Mercurio, y vendrá la iluminación. La iluminación que llegó en Leo, opuesto de Acuario, era "yo soy el yo", la autoconciencia. La iluminación en Acuario es "yo soy Eso", la conciencia grupal. Mi autoconciencia desapareció, mi individualidad no im¬porta, mi personalidad es sólo un mecanismo, y mi conciencia es una con todo lo que es.

En el 3º decanato, gobernado por Venus, surge el amor inclusivo y fraternal. Se manifestará antes que la humanidad pase a Capricornio. Entrarán en ese reino con espíritu de amor. El aspirante individual no recibe la iniciación hasta amar desinteresadamente a todos.

Lea también: Simbología de las eras astrológicas  


Hay 3 constelaciones en Acuario: Piscis Austral, Pez del Sur, representando con Acuario a los próximos salvadores del mundo. En la culminación de Piscis, hay un pez, el avatar, no los 2 peces juntos.

Pegasus, caballo alado, símbolo inspirador de la mente superior, del amor, menospreciando la tierra en su elemento, el aire. En el nivel inferior, recordamos los pies alados de Mercurio, las alas de la mente, recordando también que una definición del amor es “fría, clara luz de la razón".

Cygnus, Cisne, volando en medio del cielo. Cisne de la eternidad volando en el tiempo y el espacio, símbolo de vida, purificación, limpiando “aguas vivientes” de Acuario.
 

Fuentes: http://www.libreriafloralia.es/   http://merche-rincndelsilencio.blogspot.com/