Header Ads


El Sol entra en el signo de Acuario




El Sol entra en el signo de Acuario el 20 de enero, ubicándose en esa posición hasta el 20 de marzo. Acuario está regido por el planeta Saturno y se corresponde en la astrología cabalística con el mes  de Shevat.

Shevat está relacionado con el signo astrológico de Acuario que es un signo de aire. Es el tercero de los signo de aire: Géminis, Libra y Acuario. Acuario representa la columna izquierda y está regido por dos planetas. La astrología tradicional atribuye el control de este mes a Saturno y la astrología moderna ha reconocido la influencia de Urano, descubierto por el astrónomo William Hershel el 13 de marzo de 1781.

Saturno, el séptimo planeta del sistema solar, es el planeta del juicio, el orden, la responsabilidad, la disciplina y las leyes. Urano es el octavo planeta en el sistema solar, el que rompe la proximidad y las limitaciones de siete – siete días, el séptimo día, siete colores, siete notas etc.

Urano nos eleva a una nueva conciencia y a nuevos conceptos ilimitados. Es por esto que a la Era de Acuario y al mes de Acuario se les considera épocas de cambio. Ambas son épocas de nuevos conocimientos, invenciones, de valores humanos, necesidad de ayudar, de entender y apoyar al necesitado.

La energía de Urano también conecta con el elemento aire – intelectualismo, innovaciones, y nuevos conceptos que aportarán al mundo un nivel más elevado de conciencia.

Los Acuario son rebeldes por naturaleza porque constantemente se plantean preguntas en relación a su individualidad, su singularidad y su identidad. Esta es la razón por la que intentan romper con los viejos valores. Para los Acuarios, el pasado es fugaz, y desconectan del pasado para encontrar una realidad fresca y desconocida, una nueva verdad más afín a los nuevos tiempos. Urano completa su órbita alrededor del sol cada 84 años, lo cual explica el fenómeno conocido como “crisis de la madurez” que atormenta a la gente de entre 40 y 42 años. Es de hecho típico de los Acuario que a esta edad se empiecen a cuestionar sobre la finalidad de la vida y a hacer planes para los siguientes cuarenta y tantos años.

Los Acuario son excelentes técnicos informáticos, científicos y trabajadores sociales. Les encanta participar en cualquier actividad revolucionaria, especialmente en aquellas que se inscriben en el marco de la revolución sociopolítica.

La Era de Acuario

Los Kabbalistas explican que la Era de Acuario empezó hace aproximadamente 400 años y está considerada como la Era de la Revelación. 


Lee también: La era de Acuario

¿Por qué Acuario, o "Shvat" según el calendario hebreo, simboliza redención? Porque los Acuario perciben el mundo como una unidad, y los kabbalistas consideran que ésta es la base de la verdadera redención. La redención ocurre cuando se elimina toda negatividad, cuando la humanidad está libre del mal y de la fragmentación. Debido a su alto nivel de conciencia, los Acuario están directamente vinculados a este momento redentor.

Los Acuario son únicos, destacan en la multitud y no pasan desapercibidos. Son niños muy prometedores y de adultos son idealistas que intentan cambiar el mundo con ideas originales. Son rebeldes y su preocupación es el bienestar de la humanidad entera. Se rebelan en contra de la manera tradicional de hacer las cosas, y continuamente están buscando nuevas y mejores formas de resolver los problemas del mundo.

Aunque los Acuario buscan justicia para todos, esta es una búsqueda a nivel global, no personal. Apoyan las grandes causas pero no se muestran sensibles hacia aquellos que sufren a su alrededor. Los Acuario con frecuencia carecen de un sentido de lo práctico, son muy independientes y son celosos de su privacidad. Su búsqueda de originalidad hace que se aparten de la multitud. A pesar de su carácter abierto y amigable es el más obstinado de todos los signos. Rechazan todas las estructuras establecidas y luchan por mantener su individualidad y libertad para poder poner en práctica ideas innovadoras. Detestan cualquier clase de limitación o encierro.

Sin embargo, el mayor obstáculo al que se enfrentan la mayoría de las veces es su propio ego. Incluso cuando apenas empiezan a efectuar cambios en sus vidas, se concentran más en lo externo y tienen dificultad en cambiar desde el interior de sí mismos.

Los Acuario tienen el poder de liberarse de las limitaciones del mundo físico. Pero para que este poder se manifieste, deben controlar aquellos aspectos de su naturaleza que interfieren con este cometido. Los Acuario son capaces de ayudar a la humanidad siempre y cuando sus propias ideas no se vuelvan más importantes que la propia causa. La verdadera espiritualidad consiste en formar parte de la humanidad, no estar por encima de ella.

Desafortunadamente, los Acuario suelen tener una opinión tan elevada de sí mismos que corren el riesgo de que el deseo de imponer su punto de vista se convierta en su único objetivo. Los Acuario deben conquistar su orgullo y darse cuenta de que deben utilizar los atributos que han recibido para infundir cierta fuerza en el mundo . Son simplemente canales de transmisión de esta energía y no tienen derecho a vanagloriarse de ello.

Las personas que han nacido bajo el signo de Acuario y aquellos que están a punto de recibir la influencia de la energía cósmica de Acuario tienen la posibilidad de adquirir la conciencia de una realidad cósmica y sentirse responsables de la humanidad en su conjunto. Pueden participar de la amistad verdadera e incluso de la fraternidad universal. Los Acuarios tienen la fuerza que han adquirido en vidas pasadas para llevar a cabo este cometido. Pueden experimentar una aventura única y excepcional en la historia de la humanidad si logran poner en práctica la restricción más difícil de todas – la de silenciar el ego, practicar la humildad y la modestia, y llevar una vida sencilla.



Fuentes consultadas: http://sp.kabbalah.com/content/astrolog%C3%ADa